viernes, 30 de julio de 2010

"Ellos"

Bienvenidas sean a este nuevo espacio, donde las personas solteras o comprometidas (porqué no?) compartiremos un divertido momento de opiniones enfocadas desde el punto de vista femenino.

[Advertencia : Chicos! defiéndanse con fundamentos!]


Capítulo 1: "Ellos"

"En mi corta experiencia romántica me he percatado de lo que siempre suelen hacer los chicos antes de invitarte a salir. Parece que todo estuviera programado desde el momento en que se les ocurre posar sus ojos en ti."

El primer paso: El amigo perfecto


No sé porqué, pero siempre sucede esto. De la nada, esta persona se convierte en esa "persona especial" que te escucha día y noche, que no se aburre de tus historias repetidas y que está dispuesto a hacer todo por ti. De pronto el se convierte en el "principe" que te jura que eres su "princesa" y se juran un cuento de hadas. Definitivamente esto suena como un acto romántico llegando al extremo de lo Cursi pero a la larga y al dar el siguiente paso, las cosas... cambian un poquito...

"Primera Cita"

Para muchas de nosotras la primera cita es especial, todo parece tortarnse color de rosa, aparece increíblemente el caballero perfecto, aquel muchacho que te abrirá las puertas del taxi y que te llevará a pasear por lugares románticos.

"Teoría 1: Esto es solo para impresionar".

A medida que pasa el tiempo, el muchacho siempre cambiará su actitud. Al entrar a una relación, la magia acaba. De pronto el dinero se le acabó, de pronto tu y el disfrutan su tiempo en un bus 3 horas hasta llegar a su destino. ¿Y el taxi? "Bueno amor, es que he tenido algunos gastos.."

"Teoría 2: Se fue a tomar con sus amigos la noche anterior."

Y esto es lo mas curioso de ellos, el niño que guardan dentro. No se si a alguna le habrá pasado... pero la verdad es que si lo ponen entre sus amigos, un play station y tu... Correrá por los dos primeros y te pondrá la excusa de "hoy no puedo"

¿Y que pasó con la magia? Pues a criterio mio, los muchachos son mas volubles que una mujer.
Y no son principes y nosotras no somos sus princesas.!